lunes, 24 de noviembre de 2014

Acecho

Como un fantasma tus cosas acechan mi palacio.
Al dormir, tus cabellos se cuelan entre mis dedos, amanecen amordazándome los pulgares.
En la cocina, la taza que parece tener la huella de tus labios, espera cautiva a que le agarres de la oreja.

Las cacerolas, extrañan tus caricias, y los platos, tus delicias. El eco en la cocina me deja mudo.
En el balcón, la hamaca se mece y dibuja tu silueta. y tu sombra, parece haber dejado un tatuaje sobre el piso.
Las plantas, me miran indignadas, porque sólo yo las riego y les hablo. Tu ropa se aparece cuando tengo frío,y tu perfume aparece con el calor. El viento se cuela por la ventana y me muestra lo mucho que me abrigaban tus abrazos.
Me abruman los pertrechos del amor, en cada pieza, en cada rincón, en cada cajón; en cada caja, dentro de otra caja, siempre, una sobra del amor.
Me acechan tus esmaltes, tus cremas y pomadas, con sus amenazantes fechas de vencimiento. Me acechan tus recuerdos y mis olvidos.
Me acecha el hecho que no estás conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario