lunes, 24 de noviembre de 2014

Método científico para empezar a matear. O la forma que reconozco de hacer mate

La evolución de una idea marca que la misma se vuelve práctica y la práctica se perfeccione hasta volverse un Método; El método científico nos permite popularizar el conocimiento, ya que si sigue los pasos, un complejo y extenso grupo de acciones puede tomar otro carácter, más fácil, abierto y apto para todo público. Tomemos, por ejemplo, cómo preparar un mate. Primero: tenga todos los elementos listos para comenzar, Mate, bombilla, yerba y pava con agua. Tome su alma, siéntala, deposítela sobre el cuenco de calabaza o madera que llamamos "mate". Segundo: busque la yerba, cuando la haya agarrado, ponga especial atención a cómo se desliza hacia el mate cuando inclina la boca del paquete hacia el mate. Llene 3 cuartos el mate y deje su alma en paz. Tercero: coloque agua en algún recipiente y caliéntelo. Tenga paciencia, recuerde que todos sus sentidos son necesarios: tenga la nariz atenta al olor de la yerba cuando se moja con agua tibia, moje despacito, como regando sobre un cuarto del mate; tenga, por favor, cuidado con el tacto, y use una agarradera ¡por dios santo! Tenga paciencia y clave la bombilla sólo cuando este seguro de que la yerba ya se ha humedecido, use el sentido común(menos común que su nombre). cuarto: escuche el agua sobre el recipiente, no deje nunca que hierva. y cuando sienta que el agua está a punto, retírela del fuego. Vierta el agua en un termo o proceda a cebar desde la pava. y así el proceso está terminado. Algún otro pensamiento anexado: Cuando tome mate, utilice también sus sentidos, no deje ninguno afuera, y hágalo a conciencia, porque ningún método científico puede describir el placer de tomar un mate con alma, y si se puede bien acompañado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario