lunes, 24 de noviembre de 2014

te amo

Para alguno sonará ilógico, y por eso llegué a la conclusión de que era mejor explicarme. Usted me ha brindado honores, me ha nombrado en su texto, y proferido pensamientos de gran contenido, incluso sobre mi persona. Desafortunadamente, la pieza literaria no causó el efecto esperado.
El mismo tono violento con el que usted me invitó a olvidar las redes sociales, me hizo dudar de escribir una respuesta, ya que lejos de esperar que yo acepte y cambie mi postura, en el caso de que tal postura fuera mía; me hace pensar que lucha con las armas equivocadas. Porque no trata de educarme con argumentos.

Le habla a un publico ignorante(yo) cuando habla de feminismo.  No quise quedarme de brazos cruzados y quise ahondar los conceptos y a tal punto es la confusión que 3 mujeres que dicen ser feministas me dieron 3 versiones diferentes de la idea.  ¿Sabe usted cuánto sabe la gente de esto? ¿Trato acaso de explicarle de forma que no les resulte chocante por el nivel de violencia del discurso?

Entonces me pregunto, ¿cómo pretende usted sacarme del dogma ( del machismo) alejándome de la conexión social? Eso como terapia de aversión me parece siniestro, e inaplicable y de una crueldad sin parangón. ¿Qué logramos con aislar a las personas? ¿que pasaría si a tí te hiciera eso mismo por no estar de acuerdo con la doctrina sexualnormativa?

Yo estaré ahí para defenderte. Yo alzaría mi voz para que no te pase.

Defiendo los Ideales Republicanos de Libertad Igualdad y fraternidad, y en más de una causa soy un soldado en esas filas por muchas libertades individuales, pero no me va a encontrar pidiendo a gritos violencia para parar la violencia.  La lucha es de igual a igual contra uno mismo.  Yo me siento superior a mi ayer, y con eso basta.

En efecto, es innegable que usted espere una respuesta: Mi respuesta es AMOR. Con MAYÚSCULAS. Ya que usted sin conocerme, ni hablarme, tan solo leerme, me ha puesto en el polo contrario, he decidido dar el primer paso de acercamiento, porque si yo empiezo a amarla, probablemente usted nunca me ame y quizás, empiece a sentir odio, o en el peor de los casos, indiferencia.  Odio es lo único que sobra en este planeta. No puedo permitirme generarle odio, al menos de forma intencional.


Por eso te quería decir que te amo. Aunque no te conozca personalmente, te amo, aunque nunca te he abrazado te abrazo. Aunque nunca me veas, aunque nunca me sientas, por que consciente de tu existencia, solo quiero lo mejor para vos, y para saber lo que es mejor para vos, sólo estas vos. Todos vivimos con el peso de nuestras decisiones.

Con amor.
Leandro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario