viernes, 19 de diciembre de 2014

Cuando te hablan de Romeo

Tenemos poca agua en el mate,
y barro en toda la cara,
tenemos cajones de frutillas sin frutillas,
tenemos cajones de cajas de cajetas.
Saliva en el cuello, mordidas en los brazos.
dormimos sin soñar
 por soñar todo despierto,
vivir sin almorzar pero
cenar como un rey tuerto.
No preguntar por la salchicha,
No preguntar por la ensalada,

vivir a contramano  y
con la calle cuesta arriba;
como un pibe de potrero,
 tratar bien a la pelota.
Y rodar, y callar,
 o tener que morir o matar.

Maldecir para olvidar,
tratar y no poder
tenemos odio para amar,
 y tanto rato para vencer,
tenemos poco y no nos dan mas,
tenemos poco y aveces no queremos,
queremos todo, y mucho mas,
pero aveces todo es poco...

Entonces, en vez de llorar,
en vez de contar mas de mil mentiras,
en vez de callar,
mi boca empieza a escupir,
y escupe una verdad,
que no se puede digerir,
porque te regalan miedo,
y te venden seguridad,
porque te regalan deseo,
y te venden el altar,
porque te hablan de Romeo,
y el romance donde esta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario