jueves, 18 de diciembre de 2014

Todo un Dandi

-Estás hecho todo un Dandi-

Me dijo, y me desubicó. No sabía si sentirme halagado o insultado. Preferí tomar lo primero, lo agradable y sonreí: -ja! un Dandi en zapatillas- pensé. No sabía si ella estaba al tanto de lo que para mí era un Dandi: Un burgués. No me gustaba para nada que me llamaran burgués y ahí estaba yo con un traje italiano azul marino de cierto resplandor, camisa celeste y zapatillas de cuero, el pelo corto y la sonrisa de Gardel, prestada de la foto.  Pensé por ahí, por lo anacrónico del Dandi, que podía estar en lo cierto. Siempre me sentí como fuera de época, sin necesidad de ser MOD o Hipster. 



Sin más, a ella le dio un dolor de cabeza y la acompañé a tomar un taxi. Volví al bar.  Seguí charlando por un rato. Me quedó el eco.

Al otro día, al levantarme busque el real significado. La referencia mas próxima era de una publicidad, y la publicidad es en esencia engañosa. 

 

Primera definición, Wordreference: Hombre que destaca por su elegancia y refinamiento. 

Bueno, en cuanto a eso, pensé por un momento y miré las fotos. Empecemos por lo de refinado: para vestir? Me vestí como para el lugar que iba.  Pero busqué elegancia en el diccionario:  buen gusto, estilo y mesura.  Sabia que en todo esto había un auto halago escondido en el medio; con eso del buen gusto: a mí me gusta ella. 

 

No estaba muy convencido, seguí buscando: 

Wikipedia: Un dandi (del inglés dandy) es una persona muy refinada en el vestir, con grandes conocimientos de moda, proveniente de la burguesía, con una fuerte personalidad y poseedora de nuevos valores con la sobriedad o el uso los avances traídos por la Revolución Industrial, que terminaría convirtiéndose en un referente para su época.

Esta me gusto menos. 

Conocimiento de la moda? No. No miro tv. No veo una revista de actualidad, menos que menos una de moda. 

Analicé: soy un poco burgués, busco una vida de comodidad y relajo.

Pensé por un momento si personalidad fuerte no era un eufemismo para otra cosa; pero es verdad, suelo decir lo que pienso.

 

Siguiente: valores con la sobriedad. Sobriedad. Bueno, ya no me emborrachaba como antes, mezcla entre refinamiento en la bebida, dejar de tomar cervezas industriales y beber más de las artesanales, o conocer un poco más de vino y dejar de tomar cualquier cosa y que supongo mi hígado cansado de tirarme cartas documento terminó por convencerme que no hacía falta. Pero aun así, sobrio: No.

 

Y por último pero no menos importante, los usos de los avances de la revolución industrial: los valores de un viajante en trenes y colectivos, bicicletas, por ahí puede ser. Ahora, mi profesión en la gastronomía me habían dado la excusa para hacer algo que siempre había querido, no usar un reloj.

 

Era rebuscado, pero tarde o temprano, todo esta relacionado con todo. En el bar alguien, dijo " lo mas sobresaliente del Dandi es que el no cree el lugar que ocupa". Con esa frase me condeno a  aceptar mi realidad y  quitarme el mote. Una vez aceptado el paradigma, ya no sería Dandi. Supongo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario